¿Qué es la FPE?

¿Qué es la fpe? → El sistema de formación profesional → Introducción

El sistema de formación profesional

Introducción

La valoración de la formación profesional (FP) como un medio válido de acceso al empleo, fundamentalmente la Formación Profesional Inicial reglada en títulos de formación profesional medios y de grado superior, y la recuperación por parte de las empresas de la cualificación profesional como un criterio de valor interno y externo, dibujan un escenario en el que resulta posible la integración entre la formación profesional y la necesidad productiva en la empresa.

Este sistema implica el desarrollo e implantación de los títulos medios y superiores de formación profesional así como de los certificados de profesionalidad, y la activación de los procesos de acreditación de la experiencia profesional y formación no formal.

Aunque si bien es cierto que en la actualidad la formación profesional va cobrando un reconocimiento social que va en aumento, también lo es que durante mucho tiempo fue considerada, erróneamente, como una opción de segunda categoría respecto del bachillerato y la formación universitaria.

Solo en los últimos años la FP ha tomado un sentido propio como una herramienta de profesionalización acorde con las demandas del mercado de trabajo, entendida además como la base de la convergencia laboral europea.

Para entender la especificidad de la formación profesional es imprescindible diferenciarla de la educación, en un ejercicio de clarificación, para situarla en sus justos términos, objetivos y prioridades. La educación se entiende como la base del desarrollo de la persona en sus competencias básicas, y la formación profesional se orienta a la capacitación para el desempeño competente en un puesto de trabajo; por tanto, no se debe entender como una continuidad de la educación.

Si bien el bachillerato posterior a la educación obligatoria tiene un carácter de enseñanza preparatoria para el acceso a los estudios universitarios, la formación profesional, sin menoscabo de la opción de continuidad en la universidad, debe concebirse como finalista, es decir, que el alumno se forma con el fin de capacitarse para un desempeño profesional en una empresa.

En un sistema educativo equilibrado y coherente con las necesidades de la producción y el empleo, la formación profesional debería ser la rama con mayor número de alumnos tras la educación obligatoria, siendo menos los que accedieran al Bachillerato como paso previo a la universidad.

La educación se orienta al saber y la formación profesional al saber hacer. Esta última se define en función de los requerimientos de desempeño profesional y por un estudio de necesidades de expertos y profesionales, mientras que la educación tiene una definición establecida por los pedagogos, según las necesidades de aprendizaje generales.

En España, dentro del ámbito de la formación profesional se puede distinguir entre la inicial, cuya gestión corresponde a la administración educativa, y la formación para el empleo, cuya gestión se adscribe a la administración laboral, aunque ambas se apoyan en una determinación única de las cualificaciones profesionales y unidades de competencia que las integran. No obstante, no toda la FPE se centra en los certificados de profesionalidad, ya que la FPE dirigida a ocupados no tiene tanta vinculación con dichos certificados.

Financiado por:
Ministerio de EspañaJunta de AndalucíaUnión Europea