¿Qué es la FPE?

¿Qué es la fpe? → Formación de demanda → 2. Modelo de relación para la formación bonificada

Formación de demanda

2. Modelo de relación para la formación bonificada

En la realización práctica de la formación bonificada pueden intervenir diferentes entidades para facilitar, flexibilizar y dinamizar los procesos de impartición y posterior bonificación. Estas entidades son:

  • La empresa beneficiaria de la bonificación.
  • La Fundación Tripartita de Formación para el Empleo.
  • La Tesorería General de la Seguridad Social.
  • La agrupación de empresas (*).
  • La entidad organizadora (*).

(*) Estas entidades pueden existir o no, dependiendo del modelo de organización por el que opte la empresa.

2.1. Organización y gestión de la formación para su bonificación

Una empresa puede elegir entre distintas fórmulas para organizar y gestionar la formación bonificada.

  • Organizar y gestionar la formación de sus trabajadores por sí misma.

    Para ello debe seguir una serie de pasos:

    Modelo de relación con la empresa

    Modelo de relación con la empresa

    • La empresa realiza el alta de las acciones formativas, la comunicación de inicio y la documentación prescrita para la Fundación Tripartita.
    • La empresa coordina la realización de las acciones formativas en su plan de formación.
    • Se realizan las acciones formativas con proveedores de formación.
    • La empresa asegura la documentación necesaria a aportar a la Fundación Tripartita.
    • La empresa notifica la finalización a la Fundación Tripartita.
    • La Tesorería de la Seguridad Social comprueba la formación realizada con la Fundación Tripartita.
    • La empresa se bonifica directamente sobre las cuotas a la Seguridad Social que debe pagar.
  • Contratar su ejecución a entidades organizadoras (especializadas), las cuales deberán asumir, al menos, la coordinación de las acciones formativas, sin poder delegar ni contratar el desarrollo de dicha coordinación a terceros.
  • Agruparse voluntariamente, designando a tal efecto una entidad organizadora para que gestione sus programas de formación.

Modelo de relación con la entidad organizadora

2.2. Agrupación de empresas

Las empresas podrán agruparse voluntariamente, previo acuerdo por escrito, para organizar la formación de sus trabajadores, designando a tal efecto una entidad organizadora que les realizará las gestiones pertinentes. En este caso, las bonificaciones se aplicarán por las empresas agrupadas en sus respectivos boletines de cotización.

La agrupación de empresas es una buena opción para compartir un plan formativo común, por afinidad sectorial, territorial, o por compartir los servicios de una entidad organizadora.

EJEMPLO: Agrupación de empresas

Una empresa franquicia su modelo de negocio. Esta empresa, como franquiciadora, requiere asegurar una formación homogénea para todas sus franquiciadas, optando así por la fórmula de la agrupación. Para ello procede del siguiente modo:

  • La empresa franquiciadora diseña el plan de formación que todos sus franquiciados deben realizar.
  • La empresa franquiciadora promueve una agrupación de empresas, de forma que propone a cada franquiciado la firma del convenio de adhesión.
  • Cada franquiciado tiene su propio crédito formativo en función de su plantilla y de los criterios establecidos.
  • La empresa franquiciadora puede constituirse como entidad organizadora, o delegar estas funciones a un centro o consultora de formación autorizados.
  • La empresa franquiciadora actúa como garante de la calidad de la formación que se imparte por parte de los centros o consultoras de formación.
  • La gestión, coordinación y documentación de la formación de cara a la Fundación Tripartita y las propias empresas es asegurada por la entidad organizadora.
  • Cada una de las empresas franquiciadas se bonifica en su cuota de la Seguridad Social por separado.

2.3. Entidad organizadora

Podrá tener la condición de entidad organizadora cualquiera de las empresas que formen parte de la agrupación, o bien un centro o entidad que tenga entre sus actividades la impartición de formación.

Si una empresa opta por gestionar su formación de forma individual (y no a través de una agrupación de empresas) puede igualmente recurrir a una entidad organizadora para que se haga cargo de los trámites correspondientes.

La citada entidad será la responsable de realizar las comunicaciones de inicio y finalización de la formación y de custodiar la documentación relacionada con la organización, gestión e impartición de las acciones formativas en las que interviene. Asimismo, tendrá la obligación de colaborar con las administraciones y órganos competentes en las actuaciones de seguimiento y control que se desarrollen respecto de dichas acciones.

2.4. ¿En qué modalidades se puede impartir esta formación para que sea bonificable?

Esta formación se puede impartir en varias modalidades:

  • Formación presencial. En grupos de 25 participantes como máximo, con un mínimo de seis horas lectivas y con un máximo de ocho horas de formación diarias.
  • Formación a distancia (con o sin teleformación). En grupos de 80 participantes como máximo por tutor, con un mínimo de seis horas lectivas y con un máximo de ocho horas de formación diarias.
  • Formación mixta. Implica que parte de la formación se desarrolla en la modalidad presencial y parte en la modalidad a distancia, con o sin teleformación (e-learning).
Financiado por:
Ministerio de EspañaJunta de AndalucíaUnión Europea